¡Hola! Me llamo Alicia y te agradezco mucho el tomarte un tiempo para conocer un poco más de mí.

Soy mamá, fotógrafa, viajera, yogui y aspirante a una vida sana. Aprendí que el amor debe empezar por el propio y que la felicidad se la construye uno mismo día a día. Me da mucha felicidad la playa, el helado de piñón, ver una buena película, cocinar con una copa de vino y platicas interminables, el arte, las noches de juegos de mesa con León.

Encuentro mucho confort en el yoga y en una taza de té.

Viajar es la forma de vivir más emocionante que conozco. Nunca me siento tan viva y libre como cuando estoy paseando por el mundo, aprendiendo como viven otras personas y cuáles son sus costumbres. Me emocionan los lugares nuevos, las culturas, me inspira la naturaleza, la arquitectura, me inspiran las texturas, me inspira el amor.

Soy todo lo que me rodea, la gente que he amado, soy mis fotos, soy mis viajes, soy cada lugar en el que he estado.

Siempre me ha gustado hacer cosas bonitas. Soy fotógrafa porque me permite llenar una necesidad de crear, de crear algo bonito. Y en las bodas encontré el mejor lugar para trabajar; estoy siempre rodeada de amor, belleza, felicidad, alegría y fiesta.

Me gusta la gente y estoy fascinada por sus historias, y capturar esas historias para otros me da un increíble sentimiento de satisfacción que no había encontrado en otro lado.

Mi casa es tu casa. Muchas gracias por venir e interesarte en conocerme y vuelve siempre que quieras.